12/3/11 |

Jimmy J. Arnau: "Mi hija es una estafadora emocional"

Desde que nació, Jimmy Jiménez-Arnau ha disfrutado de una vida muy intensa, pero había algo que estaba minándole su actual felicidad. El colaborador entró en 'La Caja Deluxe', donde mostró la primera terapia sin lágrimas, para hacer un viaje a su infancia y descubrir qué es eso que tanto daño le hizo y le hace, y se dio cuenta de que su mala relación con su madre tiene mucho que ver en su dolor. Además, Jimmy se sinceró totalmente sobre su ex pareja, Merry Martínez Bordiú, y sobre su hija, Leticia, de las que aseguró no querer saber absolutamente nada.


'La Caja Deluxe' se abrió en esta ocasión para recibir a Jimmy Jiménez-Arnau y ayudarle a superar algunos traumas de su infancia. El colaborador quería cerrar heridas abiertas en el pasado, por lo que pidió a los psicólogos de 'La Caja' viajar hasta su infancia para buscar la raíz de algunos de sus problemas y dar respuesta a decenas de preguntas que desde pequeño jamás pudo responder.


"Yo en mi niñez lo pasé muy bien, pero según me dijeron algunos psicólogos que me han tratado, yo he sido muy maltratado en la niñez. Y no sé si es que le di la vuelta a las cosas y lo que tenía que ser agresivo para mí lo tomé como complacencia, como algo positivo", comenzó contando Jimmy. El colaborador continuó contando su madre tiene mucho que ver con este maltrato y explicó la teoría por la que, según él, ella le despreciaba:

"Yo siempre he dudado de que, sabiendo que soy hijo de mi padre, si yo era hijo de mi madre. Yo creo que yo ya había nacido cuando se casó mi madre con mi padre, puesto que ella se casó antes de cumplir los 18 años. Entonces creo que él antes tenía una novia que era una cantante de ópera italiana, no de las famosas, sino una segundota. Yo creo que nací de esa tía. A mí, mi madre nunca me quiso y creo que es por eso, porque yo no venía de ella. Igual que adoraba a mis otros cuatro hermanos, a mí nunca me quiso. Eso o que me compraron".

Jimmy aseguró que la relación con sus padres lo marcó desde muy pequeño, nunca se sintió querido, más bien todo lo contrario: "Antes de los cinco años se deshicieron de mí y me metieron interno en Londres porque decían que yo era un salvaje y tenían que educarme. Entonces, la mejor manera fue despacharme a un colegio en Inglaterra, que fue como un castigo, pero un castigo que hizo que yo aprendiera maravillosamente bien la lengua inglesa y que tuviera una infancia totalmente feliz. O sea, que les salió el tiro por la culata. A mi padre llegué a entenderlo y le perdoné, pero a mi madre nunca la perdonaré".

El colaborador comentó que sus padres nunca cuidaron de él, antes de que lo mandaran al internado inglés, fue su abuela materna, "a la que adoré", quien se encargaba de sus cuidados, porque "a mis padres los veía como mucho una vez al día". Por este motivo, Jimmy hacía bastantes trastadas con la intención de llamar la atención de sus padres y poder tenerlos cerca más tiempo. Algunas de estas trastadas fueron tener "secuestrado" durante un día y medio al criado de su abuela o rociar con alcohol los trenes de juguete que le regalaba "para verlos arder como en las películas". El problema fue sí que llamó la atención, pero tanto, que sus padres al ver su actitud decidieron internarlo "porque creían que era una bestia parda".


Efectivamente, poco después su madre se encargó de llevarlo a Londres para que ingresara en un internado y allí, nada más llegar, probó la mano dura de su madre: "Había tanta niebla que en la entrada del hotel me solté de la mano de mi madre y, aunque la escuchaba decir mi nombre, no la podía ver. Cuando logré entrar al hall del hotel le dio tal nervio que me cascó dos o tres bofetadas, porque era muy insegura y le gustaba mucho sacar la mano a pasear". Tras ese episodio, Jimmy fue al internado donde pasaría algunos años de su vida y donde conoció a una profesora que hizo las veces de madre: "Ella me quería mucho, fue más que una madre, porque en realidad yo a mi madre le importaba un carajo".

Jimmy tuvo que esperar dos años para volver a ver su madre, pero lo que él soñaba como un encuentro cariñoso y emotivo, fue otro duro golpe para él: "Era un día de lluvia, mi madre estaba esperando en el otro lado de la sala por donde yo entraba, porque llegaba veinticinco minutos tarde. Se puso tan nerviosa mi madre, que cuando la vi y salí corriendo para tirarme a sus brazos, según llegué me pegó una hostia y me dijo que por qué la había hecho esperar. Ahí ya me cerré y dije, 'Mira, que den mucho por culo toda tu vida, que eres una bestia', y para mí ya no existió nunca más mi madre, ahí se murió para siempre. Desde entonces, mi madre y yo hemos sido siempre íntimos enemigos".

Sin embargo, esta mala relación que nació con su madre no fue igual con su padre, al que Jimmy siempre justificó: "A mi padre siempre le exculpé y no lo consideré igual que mi madre, porque él sí que me enseñó mucha cosas y esa señora no me enseñó nunca absolutamente nada, más que odio, rencor y el atacar siempre por la espalda, mi padre siempre iba de frente, ella no. Además, mi padre tenía un gran talento y había donde admirarle, mi madre no. Para un niño la admiración es amor, si no admiras no puedes querer".

La psicóloga de 'La Caja' pidió a Jimmy que, cual escritor, intentara ponerse en el lugar de su madre y narrar, en primera persona y como si fuera ella, cómo vivió el momento de su violento encuentro en el internado y por qué se comportó así. Estas fueron sus duras palabras: "No pudiéndome sustraer al mal sueño de que mi marido podría estar viendo a otra mujer en el momento en que me encomendó que fuera a ver a mi hijo al colegio, toda la ira que hubiese descargado sobre la posible amante de mi marido, la descargué sobre mi hijo pequeño".


Además, añadió con gran nostalgia que jamás entendió este comportamiento porque "mi madre siempre tuvo todo para ser feliz, mi padre era muy buena persona, pero ella no entendía nada, era muy celosa, celosa enfermiza, que en un 95% de las ocasiones no tenían razón de ser". Respecto a sus hermanos, Jimmy confesó que no quiere saber nada de ellos, ni tener ningún tipo de relación. Para él no se ha comportado bien ni con él, ni con sus padres y no le suscitan respeto alguno.

Un pasado olvidado: Su ex, Merry Mtnez.-Bordiú y su hija Leticia
Un episodio de su vida que sin duda quiere borrar Jimmy es su matrimonio con Merry Martínez-Bordiú y Franco, a quien él considera "una estafa en sesión continua, un punto y aparte, me salió rana, me estafó en todo, en el concepto, en la idea, en la situación, era todo mentira. Ella quería estar con un escritor pero luego me cogía las hojas de la máquina de escribir, me decía que para qué escribía y me las tiraba al suelo. Una estafa, una soberbia como todos los de su familia".

Asegura que lo mejor que pudo hacer en su vida fue separarse de ella y tenerla lo más lejos posible, ya que no le ofreció ningún tipo de felicidad y, a día de hoy, no puede decir nada bonito de ella, puesto que fue Merry quien lo separó de su hija: "No siento nada al verla desde el día siguiente que me separé de ella, porque repito que es una estafa. No me queda absolutamente nada de ella, no me queda ni mi hija. Así que no me importa nada, ni ella ni su descendencia".

Jimmy aseguró que jamás abandonó a su hija, que hizo todo lo que pudo para estar a su lado, pero que fue ella quien decidió sacar a su padre de su vida, algo a lo que ya está acostumbrado: "No sé donde vive mi hija, ni me preocupa nada. La última vez que la vi tenía 14 años y ahora tiene 31. Mi hija es tan estafadora emocionalmente como su madre, así que allá ella y que le vaya bien. Le deseo lo mejor, pero que me deje en paz para toda la vida. Ella no me quiere ver porque le tiene terror a su madre y su madre no se lo hubiera perdonado nunca. La venganza de su madre contra mí era que su hija no quisiera verme. Ella ha conseguido lo que quería pero sin que a mí me afectara y haciéndole daño a su hija".

Jimmy también tiene sentimientos
El colaborador cambió totalmente su actitud y su gesto al ver la fotografía de la mujer con quien comparte su vida, para quien tuvo palabras muy bonitas: "El amor de mi vida es Sandra Salgado. Es la mujer que más me ha querido y a la que más he querido en toda mi vida. La pena es que la he conocido hace cuatro años, porque si la hubiera conocido hace 25 seguiría con ella. Me emociono al verla. Es inteligente, práctica, seria, responsable, todo lo que no soy yo. Yo también soy el amor de su vida, ella encontró en mí cosas que no tenía en su vida".


Jimmy y su pasión, crear polémica en televisión
El colaborador aseguró en 'La Caja Deluxe' que en la televisión disfruta muchísimo, sobre todo cuando trabaja con Jorge Javier Vázquez y con Jordi González, con quien dice tener "una conexión muy buena" que le anima a sacar lo mejor, o lo peor, de él. La provocación es uno de los artes que más le gusta y que mejor controla, para Jimmy polemizar y decir lo que piensa, sea o no políticamente correcto, es uno de los mayores placeres de su vida.

Pero estas polémicas no siempre han terminado de forma divertida y entre risas. Jimmy ha tenido algunos encontronazos muy sonados en televisión, los más destacados con Karmele Marchante y con Pipi Estrada. De Karmele, Jimmy aseguró que se ha visto "blando en muchas ocasiones. Esta señora, a la que le tengo asco y se lo tendré siempre, publicó que yo había estado sentado en un banquillo por tráfico de estupefacientes. Cuando yo fui cogido con 10 gramos de cocaína, me pusieron en la calle sin cargos ni proceso y ella me acusó de narcotraficante. Así que todo lo que le diga es poco, es mala persona".

Respecto a Pipi aseguró que él considera que quien verdaderamente perdió los nervios fue el periodista deportivo y no él. "El día antes de que pasara lo que pasó, delante de tres azafatas y dos conductores, hablando de la que es su mujer, me dijo 'Estoy seguro de que lo de Lecquio y mi mujer ha sido un mamazo', yo le dije que cómo podía decir eso de su mujer a sus espaldas y sin saber si era verdad o no. Por eso le llamé luego cornudo, porque un tío que opina así de su mujer es un cornudo. Es la persona con menos talento que yo he visto en todos los aspectos de la vida".

1 comentario:

Publicado por: Anónimo | 29/5/13 17:03

Su madre, su mujer, su otra mujer, su hija, los compañeros, con todos se lleva a matar y la culpa no es de él. Solo se lleva bien con los 2 gays de T5 ¿será gay y no quiere reconocerlo? Este tipo está muy mal de la cabeza y es un chulo macarra maltratador, pero muy listo, porque ¡que pelota es con T5!

Escribe un comentario

Para publicar un comentario en esta noticia, deberás iniciar sesión.
Si no tienes cuenta en Google, identificate con tu "nombre/URL" o bien, elije la opción anónima.



Entradas más recientes Entradas antiguas

 

COPYRIGHT ©2009-2012 | Todos los derechos reservados | Aviso legal | Política de privacidad